Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Guía para padres: juega y aprende con tus hijos en vacaciones.

Publicado: 27 de Julio de 2017

Después de un curso escolar intenso, con deberes y exámenes, los niños también merecen un descanso..  Sin embargo, la mayoría de los pedagogos coinciden en que se hace necesario realizar tareas educativas en el verano.

¿Cómo trabajar con los pequeños durante sus vacaciones? Te damos algunas claves:

Se pueden emplear diversas estrategias para fomentar el aprendizaje y ayudarles a continuar desarrollando sus habilidades lingüísticas en estos meses de verano. 

Existen numerosos juegos que se pueden realizar para desarrollar el lenguaje de forma lúdica. Es suficiente con un rato de juego diario o como entretenimiento durante un viaje, por ejemplo:

 Pedirles que nos cuenten situaciones, una película que hayan visto, inventar historias o describir imágenes, escuchándoles atentamente y ayudándoles a incrementar su vocabulario, siendo un modelo de lenguaje para ellos. 

Jugar al veo-veo. Este juego permite desarrollar la conciencia fonológica de las palabras (clave en el aprendizaje de la lectoescritura), pues los niños tienen que pensar en la primera letra “veo una cosa que empieza por la letra …”

 Podemos hacer variaciones de este juego: deletrear, dar una palabra y decir otras que rimen con ella, palabras encadenadas “moto-oso…”

 Para ampliar vocabulario puede jugar al Juego “Fui al mercado y compré …” Por turnos ir añadiendo alimentos, repitiéndolos desde el principio. Se pueden hacer muchas variantes de este juego, “Fui al zoo y vi…” o “Fui de viaje y metí en la maleta…”, etc.

Si vais a hacer un viaje en coche, se puede aprovechar para cantar canciones que le gusten y así favorecemos el desarrollo del ritmo, la entonación y la memoria auditiva.

Leer cuentos y/o tebeos elegidos por el niño, ya que así estarán más motivados si han elegido ellos lo que van a leer, para describir que hay en las páginas, que es lo que más le gusta, trabajar las habilidades narrativas (después de leer el libro preguntar qué ocurre primero, qué ocurre después, cómo termina el cuento, quiénes son los personajes, etc.)

 En definitiva, aprovechando que tenemos vacaciones, busquemos ratitos para crear un clima relajado de intercambio comunicativo donde cada uno pueda contar sus experiencias del día y escuchar al otro… cualquier tema de conversación será bueno.

Estas son solo algunas ideas…

 Recordad que estas actividades no tienen por qué ser solo para el verano también se puede hacer durante el curso escolar.

 ¡Feliz verano!

haz clic para copiar mailmail copiado