La ayuda de un psicólogo infantil en Parla puede ser terapéutica para tratar dificultades propias de esta etapa de la vida. La infancia es una etapa que tiene importancia más allá del impacto presente del niño que vive ese periodo de inocencia. La infancia también deja huella en el desarrollo de la etapa adulta.

La ayuda de un psicólogo infantil en Parla es terapéutica para el cuidado de la salud emocional y la felicidad. ¿Por qué motivo la niñez es un momento tan especial? A continuación, te damos la respuesta.

Los primeros años de vida están marcados por un proceso de descubrimiento y conocimiento del entorno. En este momento, el ser humano afronta algunos de los retos más importantes de su vida.

Por ejemplo, da sus primeros pasos, aprende a hablar, ejercita sus habilidades sociales, aprende a leer y a escribir. Pero, además, el niño también descubre un mapa del mundo desde su propio punto de vista a partir de las referencias vitales que tiene en el entorno.

Un niño que crece en un entorno estable y feliz, un niño que se siente seguro por medio de un vínculo de apego sano con sus padres, comienza a alimentar las raíces de su autoestima. Y estos recuerdos felices perduran en la memoria de la etapa adulta.

Aunque el crecimiento físico es más evidente en este momento por ser observable, por el contrario, el desarrollo del niño trasciende al plano corporal para conectar también con su evolución emocional, afectiva, humana, intelectual, psicológica y social. Es decir, es una evolución integral.

El niño tiene en este momento sus primeras experiencias. Y dichas experiencias son la base de un aprendizaje ilimitado.

En Gabinete Psicopedagógico Estímulo te asesoramos personalmente por medio de nuestro servicio de escuela de padres y a través de nuestro gabinete especializado en logopedia, apoyo educativo y atención temprana.