Como psicólogo infantil en Parla sabemos que a todas las personas nos suele resultar difícil gestionar cualquier fracaso en la vida. No todo sale como esperamos y ni tan siquiera está todo en nuestra mano, pero todavía así, nos sentimos mal cuando algo que nos ilusionaba no sale como queríamos. Esto es todavía más complicado en los menores, ya que ellos carecen de las herramientas necesarias para saber gestionar situaciones así y por eso es necesario muchas veces que los adultos les demos pautas y les hagamos entender que esas situaciones son parte de la vida.

Se habla mucho del fracaso escolar y de situaciones parecidas. Evidentemente es importante intentar que nuestro hijo se responsabilice de sus tareas e intente sacar el mayor provecho de su estudio, pero es necesario evitar que se traumatice o que le genere demasiada ansiedad el no haber aprobado un examen. La frustración no suele ser muy enriquecedora y es mucho mejor hacerle ver que esa clase de situaciones tienen solución y que posiblemente si estudia más será más fácil aprobar el siguiente. De esa manera el niño comenzará a ser proactivo desde pequeño.

Los niños a veces no toleran bien sus frustraciones y es frecuente encontrar casos de pequeños que se enfadan cuando algo no sale como ellos quieren. Hay que enseñarles a ceder y a que entiendan que el mundo no siempre se amolda a los caprichos de uno. Eso le hará ser más responsable y feliz. Es normal encontrarse con toda clase de conflictos en la educación de un niño y por eso es positivo contar con el apoyo de un buen psicólogo infantil en Parla para cuando lo necesites.

Confía en el Gabinete Psicopedagógico Estímulo.