Ahora que llega el verano nuestras rutinas cambian: los niños no tienen colegio, los días son mucho más largos, tienes más vida social... El psicólogo clínico en Parla está dispuesto a ayudarte a lidiar con los posibles problemas de estrés a los que tengas que enfrentarte este verano. Aquí van unos pequeños consejos para que puedas ir poniendo en práctica:

En verano necesitas descansar después de todo el año, por lo que desconectar del trabajo, obligaciones y la vida cotidiana en general es la mejor opción. Es importante seguir una ligera planificación de las actividades que tengas previstas, pero no de forma muy controlada, también hay que dejar vía libre a la improvisación y dejarte llevar. El psicólogo clínico en Parla tiene muy claro que la excesiva monotonía no es buena para nuestra salud mental, ya que se hace todo mecánico y sin disfrutar de las pequeñas cosas.

Generalmente, en verano se suele tener más tiempo libre, así que es la mejor época para hacer todo lo que te gusta y que no has podido hacer en invierno por falta de tiempo: practicar ese deporte que tanto te gusta, quedar con los amigos que hace meses que no ves, hacer comidas y cenas en familia. Es decir, en verano lo importante es disfrutar de ti y de los tuyos.

También hay que aprovechar para descansar y dormir al menos ocho horas para recuperar las horas de sueño que has perdido a lo largo de todo el año. Además, es importante planificar la vuelta a la rutina en septiembre para que el estrés postvacacional no invada tu vida.

En el Gabinete Psicopedagógico Estímulo tenemos muy buenos profesionales a tu disposición y estamos a tu lado para ayudarte en cualquier problema que se te presente en tu vida y en la de tu familia.