En nuestra consulta de psicología en Parla, conocemos todos los entresijos de la violencia machista, tanto física como psíquica, que está golpeando con fuerza a la mujer y su integridad.

Parece imposible erradicar la violencia de género. Sin embargo, los especialistas de nuestra consulta de psicología en Parla conocen a la perfección las señales de un maltrato que, generalmente, antes de llegar a la agresión física, ha de pasar por otras fases, que aseguran al agresor más poder sobre la víctima. Tener claros estos indicios puede ser positivo para prevenir, detectar y, por lo tanto, erradicar esta lacra social.

¿Alguna vez te has preguntado por qué una mujer maltratada es capaz de aguantar esa situación? Esto tiene una explicación. Lo más gráfico al hablar de este tipo de violencia es la típica mujer amoratada y asustada. No obstante, detrás de esos golpes, ha habido un plan perfecto por parte del maltratador y estudiado trabajo psicológico devastador. 

El agresor acomete contra su víctima desde el maltrato psicológico y solo de esta manera se asegurará que ella permanezca a su lado, pase lo que pase, ya que habrá conseguido anularla como persona por completo, acabando con su autoestima a base de numerosas confabulaciones. La mujer maltratada llega a perder el control de su vida, pues su pareja se ha encargado de apartar y aislar a la perjudicada de sus seres queridos o, incluso, de su trabajo, sus estudios, sus aficiones o cualquier cosa que aportase vida y personalidad a la víctima. Esto hace sentir más frágil, segura y dependiente todavía, además de culpable y merecedora del trato recibido a los pies de su verdugo.

En GABINETE PSICOPEDAGÓGICO ESTÍMULO, somos conscientes de lo difícil que es darse cuenta del maltrato cuando sucede en primera persona. Por eso, animamos a hacer caso a las señales y no permitir que se sobrepasen ciertos límites.