La importancia en los niños de un buen logopeda infantil en Parla es clave para el desarrollo del lenguaje de los más pequeños. Si observas problemas en tu pequeño, no dudes en llevarlo a estos especialistas.

Un ​logopeda infantil en Parla les ayudará y también enseñará a los padres cómo evolucionan sus niños. En primer lugar, recuerda que la fonología estudia cómo se organiza los sonidos en el lenguaje. Mientras, la fonética hace referencia a las características de los sonidos de las personas en el modo en que son producidos por órganos vocales.

Si tiene un trastorno fonético no te alarmes. El sistema fonólogo está perfecto, sabe las diferencias del lenguaje, sabe lo que dice y quiere, pero no lo llega a hablar. Este problema puede verse en pequeños errores que el pequeño va cometiendo en su comunicación con el resto de las personas, como por ejemplo decir mal la letra R o S, decir 'tasa' cuando quiere decir taza, por ejemplo. Suelen ser problemas de articular o de incoordinación práxica. Tiene una agilidad labial limitada.

En el caso de que sea un trastorno fonológico, debes saber que este es producido porque la persona tiene afectado el sistema fonológico y sus habilidades para articular palabra están siempre bien desarrolladas. Además, pueden articular absolutamente todos los sonidos. El problema viene cuando en el lenguaje del día a día, el espontáneo, no pueden ubicar correctamente los sonidos por no tener bien asumidos los contrastes entre los diferentes sonidos. No diferencian palabras que sólo se distinguen de un claro sonido, cuyo contraste no está aprendido, cometiendo errores semánticos. Puede llegar a decir los sonidos de su lengua pero no organizarlos en su propio sistema. Afecta a la diferencia entre significante y significado.

En Gabinete Psicopedagógico Estímulo te contamos la diferencia entre un trastorno fonético y otro fonológico.